Consecuencias de huracanes ETA y IOTA en Nicaragua y Guatemala En el marco del llamamiento de los planes de emergencia por el impacto de los huracanes ETA y IOTA, se registró la situación de pequeños productores en Nicaragua y Guatemala.

Impacto del huracán Iota en la isla de Providencia, Colombia. El huracán estuvo  a menos de 12 kilómetros, y levantó olas de más de seis metros, fenómeno que nunca había experimentado el país. La destrucción de su infraestructura alcanzó el 98 por ciento. Foto: FAO / Ligia Calderón / Flickr .

Olas de calor, extremos de temperaturas persistentes y huracanes son algunos de los fenómenos que ponen en riesgo el desarrollo y la calidad de vida en el campo y las ciudades. El Plan Nacional de Desarrollo (PND) de Colombia abarca un enfoque en la necesidad de diseñar una política pública para “reducir las condiciones de riesgo ante eventos de variabilidad climática “. Así, el Departamento Nacional de Planeación (DNP) de Colombia, el Ministerio de Ambiente, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo en Desastres y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) vienen trabajando en la construcción de un documento de política pública para reducir las condiciones de riesgo ante fenómenos de variabilidad climática.

En Colombia, el Consejo Nacional de Política Económica y Social de Colombia (CONPES) aprueba y recomienda los documentos CONPES: una declaración de política pública relacionada con un tema prioritario; un paso importante hacia la promulgación de cualquier nueva iniciativa legislativa o regulatoria. Dado el impacto directo en el ODS 13 (Acción Climática) e indirecto (otros ODS), fue crucial adoptar un enfoque sistémico en la formulación del documento.

Reconociendo el liderazgo del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (SEI) en la comprensión de las interacciones entre los ODS, y en un esfuerzo por promover la coherencia política, los técnicos de las agencias anteriormente mencionadas aplicaron la herramienta SDG Synergies para la construcción del documento CONPES sobre variabilidad climática.

Para facilitar la priorización de los objetivos relevantes para los tomadores de decisión, el SEI condujo un Taller de Sinergias (virtual) de dos jornadas con la participación de 33 expertos de los sectores involucrados en el cual aplicó la herramienta SDG Synergies con el objetivo de facilitar la priorización de los objetivos relevantes a los tomadores de decisión.

El SEI contextualizó, aplicó la herramienta SDG Synergies e incorporó elementos relevantes de otras agendas, aportes pertinentes de la literatura (global, nacional) y las mejores prácticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) asociadas a las metas ODS seleccionadas. La finalidad de ese ejercicio consistió en buscar acciones catalíticas que permitiesen reducir el riesgo y vulnerabilidad climática en beneficio de la resiliencia, así como limitar las pérdidas de los sectores económicos causados por los desastres.

Matriz integrada del taller. El color de los círculos representa el valor de la interacción, utilizando la escala de 7 puntos (-3 a +3), en donde los colores azules muestran interacciones positivas y los colores rojos y naranjas, interacciones negativas; el color beige indica que no hay interacción. En la sumatoria de las filas se indica el nivel de influencia de una meta sobre las demás, mientras que la suma de las columnas representa qué tan influenciada es una meta por el resto del sistema.

El Enfoque de Sinergias ODS fue desarrollado por el SEI con el objetivo de analizar cómo las distintas metas de la Agenda 2030 interactúan como un sistema. También procuró señalar los puntos en los que una intervención política sería más estratégica para generar un progreso general en varios temas. Asimismo, la comprensión de las interacciones ODS generada por el marco incrementa la efectividad y eficacia de las decisiones tomadas y de los planes y programas desarrollados.

El proyecto colaborativo entre el SEI y el DNP profundizó un análisis nacional de los ODS realizado por el SEI con el DNP y PNUMA en Colombia entre los años 2018 y 2019. Al mismo tiempo respondió directamente a las áreas de impacto definidas en la estrategia del SEI (2020–2024) – más específicamente al área de Reducción del Impacto del Riesgo Climático.

Como resultado del Taller de Sinergias, fue posible identificar las metas ODS-NDC que podrían influenciar el alcance del documento CONPES. Las cinco metas más catalizadoras y estratégicas en su formulación, fueron: la meta 17.18: monitoreo de variabilidad climática y acceso a datos, la meta 9.5-13.3: investigación, desarrollo científico y educación sobre variabilidad climática, la meta 8.10: sector financiero y riesgo climático, la meta 2.4: agricultura sostenible y resiliente y la meta 6.4: eficiencia de recursos hídricos. Estas son las metas que, con sus acciones, influyeron más positivamente en el progreso de las demás.

Complementariamente, las cinco metas más influenciadas fueron: la meta 1.5-11.b: resiliencia de los pobres y planes de adaptación y resiliencia, la meta 2.4: agricultura sostenible y resiliente, la meta 6.4: eficiencia de recursos hídricos, la meta 14.2-15.1: conservación de los ecosistemas y la meta 7.1: acceso a servicios energéticos. La importancia de estas metas radica en que son fuertemente influenciadas por otros temas de carácter social.

En segundo lugar, el Taller de Sinergias permitió caracterizar las interacciones potenciales entre las metas ODS asociadas a la variabilidad climática para avanzar en la formulación integral del documento CONPES, su consistencia con las Líneas Estratégicas y las Líneas de Acción.

Recomendaciones

Dado que las metas que el SEI identificó son fuertemente influenciadas por factores sociales, el Instituto puso a disposición del DNP distintos lineamientos de acción de corte social con un corte inclusivo. Entre otras recomendaciones, el SEI destacó:

  • el fortalecimiento, el monitoreo y la articulación;
  • el desarrollo de protocolos intersectoriales sobre los fenómenos de variabilidad climática;
  • la promoción de sinergias entre la investigación, el desarrollo y la educación;
  • la construcción de una estructura regulatoria promotora de la inversión y el crecimiento resiliente liderado por entidades subnacionales (urbanas y rurales);
  • la incorporación de distintos actores privados que apoyen las iniciativas gubernamentales asociadas a la provisión de recursos financieros adecuados ante el riesgo climático;
  • la creación y desarrollo de planes de adaptación y resiliencia inclusivos para colaborar en la producción de valores públicos;
  • la generación de sinergias entre las carteras de educación y medio ambiente para enfrentar los retos derivados;
  • el diseño de una estrategia de socialización del conocimiento de fácil acceso a la población que la ilustre y persuada de no intervenir zonas ambientalmente sensibles y minimizar la transformación de ecosistemas naturales y servicios ecosistémicos.

Se espera que el DNP utilice los resultados del Taller de Sinergias para visibilizar aspectos no abordados en la formulación de la política pública e incorpore las recomendaciones del SEI a su discreción.