Campos de arroz en Madagascar. Hay un proyecto en el país para aumentar la resiliencia climática en el sector arrocero. Foto: Agatha Kadar / Shutterstock.

La agricultura desempeña un papel clave en la seguridad alimentaria en África. También es crucial para el sector económico, ya que representa entre el 40% y el 65% de los empleos. Se espera que la agricultura siga siendo un sustento importante en las próximas décadas.

Al mismo tiempo, la agricultura en África subsahariana es muy vulnerable al cambio climático. La agricultura era una prioridad en virtud de los compromisos asumidos por los países subsaharianos con el Acuerdo de París.

La opinión generalizada es que el sector público por sí solo no puede cubrir el costo de los compromisos del continente. Ya existe un desajuste entre las necesidades de inversión para la adaptación y la financiación disponible. Como resultado, existe un creciente interés en atraer capacidad y recursos del sector privado para cumplir con los compromisos de los países en materia de cambio climático.

En este contexto, nuestra reciente investigación examinó el papel de los actores del sector privado para ayudar a la agricultura en el África subsahariana a adaptarse a un clima cambiante. Este trabajo es parte de una investigación más amplia que analizó formas de dar incentivos al sector privado para ayudar a los países de la región a alcanzar sus objetivos del Acuerdo de París.

Nuestro trabajo muestra que estos proyectos para la agricultura varían ampliamente. Algunos utilizan las finanzas públicas para crear conciencia sobre los riesgos climáticos y las oportunidades de adaptación. Su objetivo es estimular la inversión privada futura. Otros, canalizan las finanzas públicas a través de actores privados que son contratados para proporcionar bienes y servicios.

Nuestro análisis sugiere que el sector público podría hacer más para involucrar al sector privado. Se espera que la habilitación y el fomento de la inversión privada, particularmente en infraestructura, tengan altos beneficios.

Algunos ejemplos:

Descubrimos que los actores privados, los pequeños agricultores y las pequeñas y medianas empresas privadas, están comenzando a desempeñar un papel en una amplia variedad de estrategias clave de adaptación. Sus acciones incluyen:

  • Introducción de sistemas de riego y gestión del agua.
  • Mejorar los sistemas de pronóstico estacional y clima, asegurando que los agricultores puedan usarlos.
  • Introducción de variedades de cultivos resistentes a la sequía y al calor.
  • Adoptar nuevas técnicas agrícolas “climáticamente inteligentes”.
  • Ampliación de las opciones de seguro financiero para los agricultores.

En Namibia, un proyecto muestra cómo los pequeños agricultores pueden pagar un seguro basado en índices agrícolas. El objetivo es desarrollar un modelo de negocio viable. La póliza de seguro utiliza un parámetro (o índice), como estimaciones de lluvia o cobertura vegetal, para determinar cuándo debe ocurrir un pago para cubrir la pérdida después de un evento extremo, como la sequía.

En Mozambique, un proyecto está fortaleciendo los servicios de información hidrológica y meteorológica para entregar información climática a nivel local. Los servicios incluyen información hidrometeorológica para agricultores; previsión de inundaciones y sistemas de alerta temprana, y alertas de servicio meteorológico en áreas costeras. Las compañías de televisión, radio y teléfono son cruciales, ya que entregan los pronósticos y advertencias. Y, como los usuarios, las granjas comerciales y las compañías de transporte marítimo son parte del diseño e implementación de nuevos servicios hidroeléctricos.

En Madagascar, un proyecto está aumentando la resiliencia climática en el sector arrocero. A través de alianzas público-privadas, promueve el uso de prácticas de fertilización modificadas y variedades de semillas resistentes a la sequía y las plagas.

Estos ejemplos sugieren que el sector privado se está involucrando en la adaptación agrícola al cambio climático en África subsahariana.

Pero todavía hay dos barreras importantes que superar. Primero, a los países en desarrollo les puede resultar difícil atraer inversiones privadas para satisfacer sus necesidades más urgentes. Segundo, la baja conciencia del riesgo climático también es una barrera para la participación privada en la adaptación. Pero existen oportunidades comerciales, y un número creciente de proyectos de adaptación ahora están demostrando su potencial.

Involucrando al sector privado

Hay cinco formas en que los encargados de formular políticas podrían hacer que sea más atractivo para los actores privados participar en la adaptación agrícola en el África subsahariana:

Ser más claros. Los formuladores de políticas deben ser claros al indicar qué actores privados, y en qué capacidad, quieren participar en sus proyectos y programas de adaptación agrícola. Esto ayudaría a acelerar y ampliar la inversión privada. El sector privado es, obviamente, diverso. Diferentes actores responden a diferentes incentivos. Sin claridad, los proyectos pueden tener dificultades para identificar oportunidades para la participación del sector privado.

Involucre a actores privados en la etapa de diseño. Al identificar formas de involucrar a actores privados que ya están en la etapa de diseño, los desarrolladores de proyectos pueden crear una asociación más fuerte y formas más efectivas para promover la inversión.

Busque oportunidades a lo largo de la cadena de valor. El aumento de la productividad agrícola no es el único objetivo posible. Las mejoras en las etapas de cosecha y comercialización también ofrecen potencial para involucrar a los actores del sector privado.

Demostrar potencial. Demostrar la viabilidad comercial de las estrategias de adaptación es vital. Por lo tanto, la financiación pública debería centrarse en evaluaciones de viabilidad o en la organización de proyectos piloto.

Examine los resultados. El monitoreo y la evaluación de los proyectos de adaptación deben incluir formas de evaluar la participación del sector privado, cuando funciona y cuando falla. La transparencia en este tipo de información puede ayudar a identificar oportunidades futuras.

Los actores privados ya juegan un papel en los proyectos de adaptación agrícola en el África subsahariana. Pero se necesita más trabajo para identificar políticas efectivas para aumentar su participación y eliminar las barreras existentes.

Este artículo fue publicado originalmente por The Conversation Africa.