El proyecto fue iniciado en 2012 con el objetivo de fortalecer la capacidad de adaptación de la sociedad al cambio climático en el manejo de recursos hídricos en las cuencas de los ríos Otún y La Vieja. Este documento explica cómo se aplicó la herramienta WEAP para modelar la cuenca a escala de subcuencas, y demuestra por qué la visualización de la modelación permitirá a los actores locales administrar mejor los recursos hídricos y tomar decisiones informadas en varios escenarios posibles.

Aplicando la herramienta WEAP, se modelaron 37 corrientes hídricas tributarias directas e indirectas del cauce principal en la cuenca del río La Vieja, considerando 16 demandas de agua para consumo humano, 4 demandas para generación hidroeléctrica sobre el río Quindío, además de las demandas agrícolas y cafeteras en zonas de captación.

Se construyó un modelo hidrológico de la cuenca del río La Vieja utilizado para determinar incertidumbres y formular estrategias de adaptación al cambio climático. Se planteó un total de 1728 escenarios a ser ejecutados mediante una rutina de programación computacional. En la modelación hidrológica se utilizó el método lluvia-escorrentía de la humedad del suelo.