Río Mekong. Foto: Hannah Wright/Unsplash

La gestión del agua se está volviendo cada vez más retadora. La creciente demanda y un clima cambiante plantean desafíos críticos para los formuladores de políticas y tomadores de decisión, quienes deben lidiar con un futuro incierto y competencia de intereses, garantizando la seguridad del agua para las personas, las ciudades, la agricultura y los ecosistemas.

El statu quo para abordar estos desafíos es la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH). Si bien en las últimas tres décadas la GIRH ha tenido un impacto profundo en las prácticas de planificación del agua, aún no ha producido resultados hídricos sostenibles. Los resultados de este enfoque pueden crear inadvertidamente conflictos, excluir a los usuarios esenciales o ignorar las brechas en la gestión del agua.

El Instituto de Ambiente de Estocolmo presenta nuevas formas de pensar sobre la planificación sostenible del agua a través de su iniciativa Agua Sin Límites. El objetivo es audaz y ambicioso: crear una nueva agenda para la gestión del agua que aborde los desafíos de escala, alcance y tiempo, que actualmente faltan en las aplicaciones de la GIRH.

Esta nueva agenda será relevante, realista y rigurosa, abordando las tres brechas en el marco de la GIRH, ampliando la gestión del agua para que sea más integral, exitosa e inclusiva.